jueves, 17 de diciembre de 2009

HAWKMAN. UN FANTÁSTICO PERSONAJE.

Por Biblioteco.

A pesar de tener pocos cómics, si se le compara con sus contemporáneos de la Edad de Oro (Superman, Batman,... ) sus historias son fascinantes.

Los autores implicados a lo largo de las décadas en él nos han legado un ramilete de grandes historias. Si vamos al momento de su creación vemos que ciertamente está inspirado en los hombres halcón de Alex Raymond, en esa obra maestra de la fantasía y la ciencia ficción que es Flash Gordon.

Pero aquí los autores lo transforman en una suerte de héroe bárbaro (por sus métodos) en el mundo super humano, con unas historias salvajes y duras para la época, de un interesante Gardner Fox y un genial Joe Kubert. Éste un dibujante cuyos trazos nos hacen vivir esta guerra del héroe contral el mal, con un estilo duro, realista y violento (no por nada se haría luego famoso por sus cómics bélicos.Mucho tiempo después. El antiguo miembro de la Sociedad de la Justicia sería devuelto a la actividad con otra personalidad, como miembro de la JLA.

Si antes era una mezcla de arqueólogo a lo Indiana Jones con Conan el Bárbaro, ahora era un policía venido del Mundo Halcón. Las dos interpretaciones del personaje coexistían en el Multiverso DC. Uno en Tierra 1, otro en tierra 2. Tras las Crisis originales, y al quedar sólo una Tierra, quedaría también un solo héroe que vendría a ser el mismo desde los tiempos de la JLA. Hasta la actualidad se convertiría en un personaje muy difícil de tratar por culpa de sus distintos orígenes. Sin embargo esta época nos dio quizás el cómic más redondo de Hawkman hasta la fecha: HAWKWORLD.

Escrita y dibujada por Tim Thruman, es un relato de fantasía política, que nos trae los últimos días del Imperio Halcón a causa de la decadencia producida por la corrupción de sus sistemas político y policial. Una mezcla de fascismo nazi con el Imperio Romano y el sistema de casta hindú, en dónde el hijo de uno de los gobernantes, elegido para ser un líder de este mundo, acaba por traicionar a la élite y convertirse en el héroe de los menos desfavorecidos, llevando a cabo una revuelta que traerá un mundo más digno. En fin, estamos hablando, n mi opinión, de una obra maestra, con un Truman que, artísticamente, nos moderniza el estilo de Kubert, y con un guión muy comprometido.
Después de todo esto hubieron otras interpretaciones del personaje muy poco afortunadas, llevándolo casi al olvido, hasta que en esta última época lo rescató el genial Geoff Johns. Primero en su actualización de la JSA (para el que escribe, cómic de cabecera), y después en su propio título. Johns logra lo imposible hasta entonces. Consigue introducir en la continuidad del Universo DC todas las encarnaciones anteriores del personaje, inventándole otras y transormando al personajes en una suerte de Connor McCloud de la gran película de Los Inmortales. Logrando hacernos vivir todas las reencarnaciones del personaje desde el príncipe egipcio, al arqueólogo o al policía de Thanaghar.

¿Para cuándo unos Archivos DC para este héroe alado?

En cualquier caso, ojalá que, en el futuro, Hawkman caiga en tan buenas manos como las de Geoff Johns...