sábado, 9 de enero de 2010

MARVEL DELUXE. UNA VIDA FANTÁSTICA. J.M. STRACZYNSKI & MIKE MCKONE.

Por The Doctor.Es una pena que la etapa Straczynski/McKone esté lastrada por un lastre que no es real.

La manía del bueno de Joe de “añadir cosas” a los orígenes de los personajes no sentó nada bien a los aficionados de la Primera Familia Marvel. Pero esto no es más que un detalle sin importancia.


Releyendo el tomo de Marvel Deluxe que Panini ha dedicado a la obra, uno no puede evitar reconocer que estamos ante un cómic estupendo. “Joe” refleja el carácter de los personajes hasta convertirlos en algo palpable y cercano, mostrando un estupendo conocimiento de los mismos, que se refleja en cada página. Cosa que también encontramos en la (interminable) galería de personajes secundarios que pueblan los alrededores del Edificio Baxter.


La vida de los 4F se complica por todos los ángulos. A las meteduras de pata del guionista Aguirre Sacasa, en la colección paralela, se le añaden problemas de custodia parental y engendros cósmicos de la peor catadura.

Los desastres de su “colega” son utilizados por Stracztnski de formas que el inútil e incompetente escritor de “Marvel Knights 4” difícilmente sería capaz de aventurar. Intentando (y logrando) mantener la coherencia en un universo que en manos de “ejemplares” de la calaña de Aguirre resulta muy complicada de mantener.


Y el envoltorio no puede ser más lujoso. Y no me refiero a la edición. Mike McKone es un dibujante extraordinario al que, quizá, algún día se le reconocerá como el magnífico autor que es. McKone da una lección de dibujo en cada página. Pocos autores “modernos” son capaces de mostrarse tan versátiles a la hora de realizar un tebeo. No sólo está la perfecta caracterización de los personajes o la variedad de ambientes en los que transcurre toda la etapa. El dibujante muestra a lo largo del tomo un virtuosismo narrativo que permite seguir la historia sin apenas leer un bocadillo.