viernes, 19 de febrero de 2010

EL NUEVO LECTOR.

Por Ternin.
Desde hace un par de meses, perdonad porque tengo la memoria muy cortita, estoy viendo por la tienda lo que ya se considera como una especie en extinción: Un lector nuevo en esto de los tebeos ¡Y encima joven! No, no es un treintañero que leía tebeos de zagal y ahora vuelve, no. Es un lector virgen, sin mácula. Una rara avis de la fauna comiquera.

Alguien a proteger.

Verlo por las estanterías, con una amplia sonrisa en el rostro mientra hojea las novedades Marvel de mes, es una alegría para el grupo de viejos descreídos y escarmentados que poblamos la tienda con nuestros lamentos y nuestros dogmas de fe. Este chaval compra su Vengadores Oscuros y se lo lee en la tienda porque está deseando saber que va a pasar en la historia. No lo compra, lo guarda en su casa, ve las reseñas de los blogs, se lo ha descargado previamente... No.

Lo disfruta en el momento.

Y me da envidia.

A este nuevo cliente, ajeno a los gustos encallados que nos atormentan a los lectores con espolones, hay que mimarlo, recomendarle buenos materiales, gratas lecturas, pero dejarle su espacio, que se labre su propio criterio, que se equivoque, que compre morralla, que vaya conociendo a los autores. Hoy es un buen día. Hoy tenemos a uno más entre nosotros. Por favor, que no se nos ponga pocho y disfrute con la experiencia.

2 comentarios:

Jediith dijo...

Antes que nada un saludo a todos con mi primer comentario por aquí.
Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices en tu post y es que me encuentro identificado con ese nuevo lector del que hablas. A mi me pasó algo parecido cuando después de un parón de muchos, muchos años me enganché "en serio" a esto de los comics. Y lo hice apenas un poco antes de la "polémica" saga del clon de Spider-man.
Al llegar de novato, tengo que reconocer que la disfruté bastante. No tenía ideas preconcebidas de historias anteriores y el que apareciera un clon de Peter me hizo engancharme cada mes a ver por dónde saldría la cosa.
Depués con el paso del tiempo, uno va leyéndo por aquí y por allá y esa "inocencia" primera y la capacidad de sorpresa se va perdiendo poco a poco.
Además pienso que hoy día con toda la información de que disponemos en internet, antes de leernos algo vamos ya influenciados (si no completamente, si en parte) a que nos pueda gustar o no y esto se acentúa cuando nos vamos haciendo seguidores o detractores de uno u otro autor.

Vastapenumbra dijo...

Entra libremente y sin ningún temor...